Costilla de cerdo

Es un corte que contiene las partes óseas de la caja torácica. Se caracteriza por ofrecer una alternancia de hueso y carne que habitualmente se cocinan juntos. El número de especialidades culinarias que permite es muy grande, siendo una de las versiones más populares en muchas culturas el asado a la barbacoa. También se consumen estofadas después de ser marinadas o ahumadas.

En Galicia no hay churrasco que se precie sin un buen costillar carnoso de cerdo. Hecho al punto de sal y a su debido punto de cocción, la costilla de cerdo es uno de los bocados más apreciados de la cocina popular.