Cinta de lomo

El lomo o cinta de lomo es una pieza muy valorada del despiece del cerdo. Es magra, sabrosa, y se obtiene al separarla de los huesos vertebrales, dejando la pieza limpia. Admite casi cualquier forma de preparación, asada o rellena, freída o a la parrilla, y tajada en libretos rellenos y enlucidos.

La carne de cerdo magra es sana, baja en grasa, sabrosa y económica, sin olvidar su versatilidad en la cocina. Durante 2006 salieron a la luz varios estudios muy positivos sobre la carne de cerdo, pues la grasa y el colesterol han disminuido en los cerdos modernos como consecuencia del trabajo de mejoría elaborado por técnicos y criadores. Gracias a los avances en genética, de 1980 hasta la fecha, el cerdo ha perdido 31% de su nivel de grasa, un 14% de calorías y un 10% de colesterol.

El exquisito sabor del lomo, su rico contenido en nutrientes y la baja proporción comparativa en grasa, calorías y colesterol, lo hacen un alimento excelente. En concreto, el lomo de cerdo es, después del solomillo, una parte del animal con más proteínas y menos grasas, aunque hay que tener en cuenta la manera de cocinarlo.